DEMI LOVATO EN TERAPIA

LOS ANGELES, 5 Nov. (EUROPA PRESS)

Demi Lovato está recibiendo ayuda profesional para una serie de problemas físicos y emocionales que le han impedido continuar con su gira musical. Tras muchos rumores y habladurías sobre el tratamiento que la joven seguiría, ahora se ha sabido que no será ingresada, sino que acudirá a un centro de día donde solucionarán su desorden alimenticio e impedirán que vuelva a autolesionarse.

Una pelea con uno de sus bailarines abrió la caja de Pandora del mal estado de salud de Demi Lovato. a artista rápidamente buscó tratamiento para sus problemas emocionales y físicos, y Hollywood Life ha desvelado los detalles de dicha terapia.

La joven no será ingresada en ninguna clínica ni se está sometiendo a desintoxicación por drogas. Lo que Demi padece es un desorden alimenticio y un desequilibrio que la lleva a autolesionarse, y en eso se centrará el tratamiento de día que recibe.

De nueve de la mañana a cinco de la tarde, durante uno o dos meses, la artista recibirá la ayuda de terapeutas, nutricionistas, trabajadores sociales, médicos y enfermeras para superar su situación; por lo tanto, seguirá yendo a su casa a dormir.

Según explica Lynn Grefe, directora ejecutiva de la Asociación Nacional de Desórdenes Alimenticios de EEUU, el tratamiento busca la recuperación física y mental de la artista. "Los desórdenes alimenticios empeoran la salud física. Estás matando de hambre a los órganos, afecta al cerebro y a los riñones", afirma.

Los nutricionistas se encargarán de devolver su cuerpo a un peso saludable, para lo que necesitará "tomar electrolitos y la cantidad adecuada de calorías", según Lynn. Mientras, los trabajadores sociales la ayudarán "a integrarse de nuevo en la comunidad".

En cuanto a la terapia, podrá ser individual y en grupo, poniendo especial énfasis en la terapia de familia. "Si el paciente es joven, los padres pueden trabajar con el terapeuta", continúa Lynn.

Además, Demi seguirá un estilo de vida saludable que le permita "sacar su dolor", centrado en "escribir, realizar terapia artística, yoga, ejercicio, relaciones sanas y comida saludable".

Y para tratar su tendencia a autolesionarse, la joven se someterá a terapia dialéctico-conductual. "Ayuda a la gente a parar y reconocer qué les está pasando, para dejar que la emoción pase sin tener que actuar sobre ella", explica Janis Whitlock, directora del programa Cornell Research sobre autolesión en adolescentes y jóvenes.